Literary Sidekick

Querida Diaria

La pandemita 2020, Covid y vida.

Shenanigans Bug

You get used to the goodbyes and the broken smiles. You accept the un-attachment and the “Having a last beer together”. You know from A to Z all the thank you speeches and the nervous laughs before doing a 180° spin and never come back. ¡Keep reading!

Farewells

Yesterday Sebas left.  Everytime it hurts a little bit less, the farewells I mean. Not because I’m suddenly made of stone, on the contrary, every time I become more permeable to love -To receive, without questioning- ¡Keep reading!

Paris

Paris smells like you.
I sometimes wish it didn’t though. Like,
Sometimes would be easier if I just hadn’t met you, easier like, “Paris smells like pee”.
But I met you, and you smell like hopes and dreams and everything Disney has ever shown to me. And so does Paris. ¡Keep reading!

Spain

In Spain I travel in trains and drink wine. I pet dogs in every corner, their tails wiggle like an eraser of bad stories. Also, I go for runs at midnight and sing aloud songs I didn’t know I knew. I dance to the music and replay the emotions that once belonged to all those beats. ¡Keep reading!

My Thing

When I’m drunk I always re-read our conversation, it’s like my thing. It makes me remember that time when I was on mdma, walking around in Berlin and it suddenly started to rain and for a second I laughed at it, as I felt like you were with me. ¡Keep reading!

París

Paris huele a vos.
A veces me gustaría que no fuera así.
A veces sería más fácil si no te hubiera conocido, fácil como “París huele a pis”.
Pero te conocí, y oles a esperanzas y sueños y todo lo que Disney alguna vez me mostró. Y ahora también París huele así. ¡Seguí leyendo!

Despedidas

Ayer se fue Sebas. Las despedidas duelen cada vez menos. No porque me haya hecho de piedra, todo lo contrario, cada vez me hago más permeable al amor –A recibir, sin cuestionar- ¡Seguí leyendo!

Paraguas

oy me compré un paraguas por primera vez desde que rompí el que tenía a los seis años, ese rojo con animalitos dibujados. Lo enganché en un poste de luz cuando jugaba a ser Mary Poppins. Mamá se enojó y nunca más tuve uno. Hasta ahora ¡Seguí leyendo!

Humahuaca

Estaba en Humahuaca esperando el micro de las dieciocho cuarenta y cinco. Nos llevaba a Buenos Aires por seiscientos cincuenta pesos. Era un Flechabus ilegal, no tenía los seguros y probablemente ningún papel al día. No importó. Seiscientos cincuenta pesos ¡Seguí leyendo!

Imaginación on Board

Me divierte, sin igual, el juego de miradas netamente sexuales cuando estoy arriba de algún transporte. Me gusta imaginar que es una película, que antes de bajarse me da un papel con su número: ¡Seguí leyendo!

18:30

Que la caminata sea larga
Y que los locales no abunden de gente(Que tengamos un metro cuadrado cada dos o tres personas me parece aceptable) ¡Seguí leyendo!