Tatuajes

Me dijeron que después de haberme tatuado tantas boludeces, la próxima vez, me podría hacer algo conceptual y al siguiente lunes de mierda fui a pedir que me tatúen la cara de mis viejos en el orto.
El mismo día me rechazaste la birra y los chocolates.
En el colegio las preceptoras estaban chochas conmigo, ¿Y cómo no me iban a querer si cada vez que me estaba por quedar libre caía con una caja de Ferrero Rocher?
¿Por qué vos no podes ser como Patricia y ponerte feliz con cerveza y chocolates?
Si a mí me das media de alguno de los dos estoy lista para jurarte amor eterno.
Aunque sea decime gracias por pararme en frente tuyo, con un paquetito hermoso que me salió un día entero de propina.
Vos,
Vos nada.
Lo agarras y seguís con tus trámites
Y yo, que estúpida, te sigo llevando a la gata al veterinario por tus tiempos de mierda que nunca podes.
Ni con eso,
Ni con nada.
Es que me gustas tanto que ya no me importa que el forreómetro no pare de hacer sonar la campanita.
Soy como la piba que quería ser Cris Morena, pero terminó hundida en el paco.
El otro día, los mismos que me dijeron lo del tatuaje conceptual, me preguntaron cuál era tu signo
¿Y yo cómo carajo voy a saber tu signo si nunca me dijiste cuándo cumplís años?
-“Por las dudas, no me gustan los festejos”. Y tu voz de idiota.
Amargo, sos tan gil que ni cuántos años tenes debes saber.
El sábado te dije que mires al cielo, y antes de que me contestes con tu tono soberbio, te dije que las estrellas decían que te vayas a la verga.
Porque yo no pudo coexistir en un mundo donde la gente como vos tiene espacio. Me dá alergia confundir tus minutos de atención con amor.
Si ni abrazar podes ¿Qué vas a saber vos del amor?
O mejor,
¿Qué voy a saber yo del amor?
Que sigo buscando motivos para hablarte, como si estuviera buscando cosas que queden sin romperme.
Sos todo lo que no defiendo.
Sos todo lo que no quiero.
Sos todos los lugares dónde alguna vez lloré.
Sos toda esa música pedorra que una canta cuando acaba de cortar con el amor de la vida provisorio.
Sos el estado más vergonzoso de facebook.
El shot de tequila –rancio- cuando ya ni me puedo parar.
Sos casi el reflejo de porqué tengo tatuado en el orto a mis viejos.
O no,
Casi no.
Vos sos eso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *